martes, 30 de septiembre de 2014

¡Truco! Exfoliante para labios... ¿casero? LUSH Bubblegum a examen.






De todos los productos que podemos hacer en casa, el exfoliante para labios es uno de los más sencillos. Tan sólo necesitamos azúcar y aceite. ¡Sí, sí! ¡Sólo eso!
ACEITE + AZÚCAR
El aceite que prefiramos (de oliva, de almendra, de macadamia... o una mezcla de estos), con azúcar (que puede ser azúcar moreno o blanco).


El azúcar no se disolverá porque sólo se deshace en el agua, y si vigilamos la medida podemos conseguir que quede con una textura parecida a los de Lush. Además, si le añadimos una gotita de colorante alimenticio le podemos dar el color que queramos: un rosita, como el de Lush, o azul, que da aspecto de limpio.

Yo, como usé azúcar moreno, lo dejé natural, sin colorantes.


¡MANOS A LA OBRA!

Para empezar necesitamos un bote vacío y limpo, que podamos reciclar. Yo he usado este de una muestrecita de Bobbi Brown.

 Además, necesitaremos el aceite, el azúcar, un cuenco y una espátula para hacer la mezcla.


Una vez lo tengamos listo, cogemos un poco de azúcar. Yo he usado moreno, pero puede ser azúcar blanco si queréis teñirlo de algún color divertido. Mezclamos el azúcar con el aceite hasta que nos quede una pasta con la textura deseada.

Lo guardamos en el bote... ¡y ya tenemos exfoliante casero! 
De hecho, si analizamos los ingredientes del famoso Bubblegum, lo veremos en seguida.

¿QUÉ DICE LA PÁGINA OFICIAL SOBRE LOS INREDIENTES? 
Azúcar Glasé, Aceite Orgánico de Jojoba (Simmondsia chinensis), Methyl Ionone, Sabor, Color 45410, Color 45380
Vemos que efectivamente, lleva azúcar, aceite (en este caso de jojoba), una ionona (un componente que se usa normalmente en los perfumes) y el color y el sabor tan característicos que tiene.

Y aunque no es extremadamente caro, la cosmética artesanal es divertida. ¡A experimentar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada